I BELIEVE IN MIRACLES. Concierto de TOUNDRA. Sala Joy Eslava, 23 febrero

3   comentarios

Un favorcico os pido mangurrianes: recordadme en diciembre, ese mes donde se elaboran esas listitas que tanto os gustan, que el 23-F (bonita fecha) vi el mejor concierto de 2013. Claro, eso sólo si la Sound City Band no recala por Madrid y lo supera.

Pedrazo de experiencia la que vivió ayer esta vuestra Rubiak en el conciertaco que TOUNDRA dio para pasear por los madriles su álbum III (efectivamenteysí es su tercera publicación y son así de originales, luego se mosquean cuando los Led Zeppelin siempre salen a relucir en toda entrevista de pro que les hagan).

Qué música más emocionante la de estos chavales. Es de esa música para escucharla, definitivamente, con los ojos cerrados. Aunque desde que leí en una entrevista que les ofrecieron hacer la banda sonora de una peli porno debo abrirlos rápidamente cada dos por tres porque las imágenes que me envía mi floydian eye se me van ya de las manos a sitios más recónditos de la maravillosa anatomía humana. Porque efectivamenteyno, aprovecho la ocasión para confirmar que las chirlis NUNCA vemos películas porno porque no nos gustan. Y si nos obligan, las vemos hasta el final para ver si se casan. Y unas cojonastreintaytres, también.

A ver que me descentro as usual. La Joy Eslava se llenó en la tarde del sábado (porque vaya horas tempraneras la del concierto ¿que no?) de una nube densa de efectos lisérgicos a la que acompañaba un respetuoso silencio en medio de la cual los chavales de TOUNDRA nos dieron un paseo a caballo que tan pronto iba al más suave y placentero paso como iba al más palpitante galope, pasando por un trotón juguetón que nos llevaba otra vez al paso más pausado y así hasta el infinito y más allá. Canciones que te hacían amarrarte a la cintura de tu churri y pasar sin solución de continuidad a usar su bonito culo como el mejor de los timbales (a ver RubiaK, abre los ojos, que te vas, peroyá, a ese imaginario porno otra vez).

Esa tarde corrí asimismo por trigales primaverales en pelota picá, achísjesús (¿desde cuando soy alérgica al trigo?) y di un largo paseo por la Tundra antártica con los pinrreles al aire porque dicen que el frío es muy bueno para los juanetes. Hasta hubo un momento de lucecicas brillbrilli en el que todos dejamos de mirar por un momento el escenario y volamos por los anfiteatros de la sala que se habían convertido en un firmamento  repleto de estrellicas azuladas. Y sin drogaína, oiga. Fueron unos viajes meramente producidos por las melodías gonicas-gonicas que se marcaron esos dos pedazos de guitarristas. Pero no os lo creáis mucho, Esteban y Víctor, porque no seríais casi nada sin ese fondo ultrasónico de ese bajista infernal con su cinta a lo Björn Borg (que dicen las malas lenguas que sujeta una peluca de vello púbico) y ese tremendo baterista tan omnipresente y sin embargo casi rescondío.  Y encima os arropasteis con esos The Hardtops y con esos violincicos, trompetas, teclados,.... ¡¡¡¡Pero si hasta tuvisteis coros de pitufos¡¡¡¡.

Acabé con el corazón henchido de gozo y emoción y en su mayor expansión posible. Bien es verdad que cuesta un egg reconocer las canciones pero sé que tocaron  la de los grillos y las urracas (Requiem), la de la tormenta (Cielo Negro mencantaaaaaaaaaaaaa) y la del tuntuntátuntutruntá. Menos mal que, además de Portugal, nos queda www.setlist.fm. Así que sé a ciencia cierta que en esos viajes cósmico-astrales que nos pegamos estuvimos en las playas de Zanzíbar e incluso en alguna kasbah del Magreb. Pero si hasta me convertí en la Medusa del amor¡¡¡¡. Steven Wilson podía haberse personado por allí y no nos habríamos extrañado de que se echase unos cantecicos aunque no echamos de menos en ningún momento a un cantante y su ego acaparafocos.
 
Finalizaron con un épico y apoteósico Bizancio de su álbum II (efectivamenteysí, de su segundo trabajo ¿cómo lo habéis adivinado, avispaos?) donde pudimos ver los brazos ondeantes de sus orgullosisismos padres en el primer anfiteatro de la Joy.



Qué contenta estoy de haberme bajado el álbum III  de TOUNDRA por la patilla en Aloud music (venga vale, también hice una donación que ya no es anónima, obviamente). Y que 10 euritos y tarde del sábado más bien aprovechados con todo ese cúmulo de sensaciones y emociones que ni la master card me podrían haber pagado.  Lo único que siento es que, a pesar de toda la badila previa que le di, no pude contactar y conocer en persona a Sergio "Aloud" cuya filosofía en el ámbito musical admiro profundamente como ya he podido comentar en otras ocasiones. Tenía tantas preguntas para él.... Sobre todo quería saber en qué momento todo cambió, cuándo se produjo ese click en el que sabes a ciencia cierta que los milagros son posibles y que los sueños pueden hacerse realidad. Pero sobre todo le quería decir: olétushuevostoreros, esa es la actitud, cojonas. (By the way, espero Sergio que al menos te entregaran el flamante CD Leak of Noise de Dieaway que dejamos para tí).

Y no me extraña nada que los chicos de TOUNDRA le dedicaran emocionados a Sergio esa canción de los Ramones (tranquilos, no cantó ninguno de ellos si no Escri de The Hardtops). Porque efectivamenteysí después de escucharles, sentirles y ver dónde han llegado, yo también creo en los milagros.

Oh-oh-oh, I believe in miracles
oh I believe in a better world for me and you
I close my eyes and think how it might be
the future's here today
it's not too late
it's not too late, no!
Oh I believe in miracles
oh I believe in a better world for me and you


CATARSIS PANTANOSA. Concierto de GUADALUPE PLATA. Sala El Sol. Madrid, 21 de febrero

0   comentarios

Estuve en un tris de no ir porque este esperado concierto de GUADALUPE PLATA me coincidía con otro evento en el que, casi sin enterarme, me vi envuelta e implicada hasta la médula: el concurso infernal Premios 20 blogs. Pero como ya he demostrado en numerosas ocasiones, estoy mastering mi ubicuidad y qué cojonas, puedo participar en dos y hasta en tres eventos si se me pone en el funki. 

Tras la agridulce sensación al finalizar la entrega de premios durante la cual se me murió el móvil  y perdí mi único apoyo emocional que era en ese momento los whatsApp de mis Chirlis in the Corridor (la versión más rabiosamente chabacana a este lado del Henares de Mujeres en Nuevayol) me dije, RubiaK, aotracosamariposa: queremos y podemos llegar a tiempo a ver el concierto de los jienenses. Y dicho y hecho, como todo lo que se me mete en esta mi rubia cabezica (si no rebota demasiadas veces en su envasado al vacío, claro).

Y menos mal que lo hice porque fue la catarsis perfecta en esa noche de hibris que no le deseo a nadie. El puto corsé que mis Chirlis me obligaron a ponerme porque era muy trendy y rockero (by the way, mi más sentida enhorabuena, otra vez, No Rock Solo), además de no dejarme respirar, limitaba más si cabe el tráfico fluido de sangre en mi cerebro y mi media neurona hacía más cortocircuitos que de costumbre y entré en bucle: mevoyquéhagoyoaquímedivertomeaburromeagobio mevoyquéhagoyoaquímedivertomeaburromeagobio mevoyquéhagoyoaquímedivertomeaburromeagobio.....

Tras verme amimismamente con la boca abierta, una copa vacía en la mano y más sola que el Major Tom, eso sí con un look muy a lo Kim Bassinger según mis Chirlis (bueno la verdad es que ellas mencionaron a la Schiffer pero me gustan más los morritos viejunos y experimentados de la de 9 semanas y las que te rondaré morena) en un momento único e irrepetible de pasajera lucidez puse pies en polvorosa a buscar una cabina de teléfono (efectivamenteysí todavía existen) que me sacase de esa espiral de autocompasión. La hallé y se tragó, como en el pasado, mis dos únicas monedas sin poder escuchar a una voz amiga que me dijese, túsíquevales. Y entonces descubrí el ambientazo de un jueves after work en un Locutoriodinterné del Paseo de la Chopera. Y yo con mi corsé empeñado en expulsar de él a mis queridas y manidas lolas.

Pero llegué finalmente a la Sol. Y fue llegar y sentir un remanso de paz. Hacía siglos que no iba. Y ahí seguían su escalera infernal, sus cortinas de terciopelo, su camarero con pajarita, su público del más variado pelaje....  Y efectivamenteysí, eché nuevamente de menos a mi amiga Kalamity Jane que hubiera disfrutado exactamente lo mismo que yo en ese receptáculo materno que fueron esas cuatro paredes en nuestra más tierna,  descerebrada e inconsciente juventud.

Con el tuntuntún de ese bajo machacón (por llamar de alguna forma más adecuada a ese palo de escoba atao con una cuerda -que dicen las malas lenguas que es de arrancar motosierras- a una palangana de zinc caliente) que te desenganchaba las caderas (nada que ver, afortunadamente, con el Harlem shake à la mode) se me fue relajando poco a poco la tensión acumulada. El boogie de la muerte me liberó.  Por cierto Paco Luis: tú y tus lumbares, fatal ¿que no?.

No voy a describir la música de este par de trío pues todas las palabras clave están ya repetidas hasta la saciedad en cualquier crónica decente que se precie:  blues, pantano, ultratumba, serpiente, ciénaga, ladrido, quejío.  Pero atiende ahí David Lynch, a esta inmejorable banda sonora si es que alguna vez piensas en que Lula y Sailor den nuevamente rienda suelta a su Corazón salvaje.

Curiosos estribillos los de estos chicos tipo Milana bonita, milana preciosa (que siempre me trae el recuerdo del grandísimo Paco Rabal meándose las manos para ordeñar mejor). Tampoco tiene desperdicio el Oh my Bey (que viene a ser como el babybabybaby de Justin BieberFever pero el uuuuuh lo han cambiado por un ayyyyyyyy mucho más cañí, andevaparar). Porque otra cosa no, pero el libreto de las canciones de estos chicos oriundos de lo cerros más famosos de Hispanistán no debe ocupar ni mitad de cuarto de folio. Otra fijación de estos mangurrianes son los animalicos: Rata, Gatito, Serpientes (de estas tienen dos), Tigres (con yedras) y hasta Pollos podríos. Pero para bicho su Lorena y los gambiteros que salen en su afamado vídeo.

Y finalizo con un consejo para la muchachada: para catarsis güena-güena, nada mejor que escupir sobre las tumbas de ratas mal nacidas al ritmo de un washtub bass machacón .¿Que no?





SOLO QUIERO SER EL CAPITÁN DE TU REMOLCADOR. Postales Negras, Dean Wareham. Editorial Librosderuido. Octubre 2012

0   comentarios


Quién me iba a decir, queridos mangurrianes, que iba a ser una jodienda esto de ser finalista de un concurso de blogs. Efectivamenteysí, ahí estoy, en la final de los Premios 20 blogs que organiza 20 minutos y al que me presenté por sugerencia de mi querida superfanchi Susa Losada. ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? A mí, conelculototorcío. Y ¿por qué me incomoda? Pues cojonas, porque el concierto al que tenía planeado ir más próximamente, que a la sazón es el de los pantanosos blueseteros jienenses (y ande los Cerros, para ser más exactos) de Guadalupe Plata me coincide con la Gala de entrega de los premios. Caguentó (by the way, aprovecho la ocasión para pedir a algún almita caritativa y buena y/o groupie desalmada que me haga el grandísissisisimo favor de cambiarme mis dos entradas para el jueves 21 de febrero en la Sala el Sol por dos entradas para el viernes 22. Es Justicia que pido en Alcatraz de Henares a 14 de febrero 2013 -sopa de amor, señor, por favor que me mueroooo-).




Y parada llevo desde el 1 de febrero sin tener ningún concierto, sin ningún muso pululando en mis horas de divagación y sin poder demostrar a todo el que me quiera cotillear en este mi nominado rubiblog (cuyas visitas se han disparado vertiginosamente, qué rubor) lo chisposa, ocurrente y mamarracha que puede llegar a ser esta vuestra Rubiak. Pero hete aquí que me he dicho ¿no es este mi rinconcito y por tanto puedo hacer lo que me salga del funki, como de hecho tengo la santa costumbre de hacer? Pues...¡al turrón¡. Escuchando a Toundra una y otra vez hasta el cansinismo más cansino me he visto en la necesidad de escribir lo que vendría siendo una rubicrónica a pesar de no haber visto ningún concierto que es siempre mi excusa perfecta para hablar de lo que me viene en la real gana.

Eso sí, Tugboat, Galaxie 500, Dean Wareham y en general sus POSTALES NEGRAS no paran de dar vueltas por mi cabeza. No quiero quedarme en tu fiesta, no quiero hablar con tus amigos, no quiero votar a tu presidente, solo quiero ser el capitán de tu remolcador. Apagayvámonos. Y sin embargo, ahí me encuentro, en el ojo del huracán, en el crisol de razas, en la encrucijada de caminos, en la punta del iceberg por tan solo 43 míseros votos. De los cuales, by the way, 34 serán de los únicos amigos a los que he podido coaccionar amenzándoles con bloquearlos en mi facebook y privarles así de disfrutar de mis bonitas fotos de vacaciones en el mar o de cuando estoy con mis amigotas toda chuza. No sé, yo creo que a pesar de que me quieren (o precisamente por eso), me han votado para darme la razón como a laslocas y porque saben que sigo fatallll de lo mío. Los demás supongo que serán 5 despistaos y otros 4 a los que, sorpresivamente, he caído bien en la vuelta que me he dado por otros blogs. Bueno y ese jurado que ya me dirán qué cojonas han leído en mí (si es que tengo oportunidad de avasallarles en la fiesta, claro, que para eso he de conseguir primero alejarme en algún momento de la bandeja de los canapieses y de la barra libre).

Qué experiencia más enriquecedora. De los milomás blogs que he jipiado, me quedo con El Nerdo. Su particular cuarto de estar está muy por encima de todos nosotros. Realmente muy bonico y con contenido de calidad. Mencantan sus entrevistas (sus ElNerdo vs. ....). Son pura crema. Me ha gustado también la gente de Yogurt y sus vídeos naturales y sin activia,  MisterPollo MP3 y  la música que no sé de donde saca, el desparpajo irreverente de  Lo que me salga de la olla... Muchas propuestas interesantes y sobre todo mucho talento del que aprender y mucha gente nueva a la que seguir en sus soliloquios, blogs y/o tuits.

Así, en otras categorías, aunque no he podido cotillear todo lo que hubiera querido (que querís, eramos más de 6000 zumbaos con nuestras tontunas) pero me quedo con los tomates verdes fritos de nuestra Towanda ibérica; con los organillos, los hermes y demás Cosas de Absenta y las pinturas rupestres de Merluzo Don't Wolly.

Pero ya te digo yo que me han jodido con eso de escogerme como finalista cuando solo he quedado la 9ª en las votaciones. A todos los dioses del Olimpo pongo por testigos de que, además de no volver a pasar hambre, puedo prometer y prometo que nunca le he pasado un sobre en dinero B, negro o debidamente blanqueado y/o amnistiado, ni ningún otro estipendio de mal vivir a ningún miembro del jurado. Tampoco me he zumbado a ninguno de ellos (al menos no conscientemente, puesto que he de confesar que mis locas noches de juventud atormentada han creado un agujero negro y enorme en mi memoria). Así que ahora...¿k ago? ¿me corto las venas, me las dejo largas? ¿me hago el harakiri como han de hacer los viejos en Japón para aliviar el problema de las pensiones según su primer Ministro? ¿me peino, en definitiva, patrás?. Ojalá que esas airadas críticas y esas acusaciones de tongazo se encaminasen contra todos aquellos politicastros sobre los que está claramente probado que han recibido sobresueldos. Y así provoquen que éstos cojan esa poca dignidad que les pueda quedar y toda esa sinvergonzería fina que rebosan y se vayan a cuidar su huerto junto al Papa @pontifex.Vayánse, Sres. Políticos, vayánse.

Ya me he dispersado. Perdonad. Es que se me hincha la boca. Que yo he venido a hablar aquí de música. Esa música a veces lánguida y sin embargo tan épica de los 80, de aquellos tiempos en los que mi amiga Kalamity Jean y yo éramos pelirrojas naturales y que últimamente me repiquetea y rebota tanto en mi hueca y rubia cabecica. Y eso que no soy de cualquiertiempopasadofuemejor. Muy por el contrario, soy una esponjita -y no solo por la velocidad con la que absorbo mis wiscachos (que también)- sino que hago perfectamente la fotosíntesis con cualquier himno juvenil que me llegue directo en vena. Pero es cierto que la ochentera es de esa música que escucho y me vuelvo a sentir una inadaptada, una a contracorriente, un perro verde, un bicho raroraro, una replicante. Y qué bien han elegido ese Tugboat los de la peli Las ventajas de ser un marginado. Y me gusta. Y me gusto. Ser especial, esa es mi misión en esta mi vida. Y la gente que me ha votado me ha dado alas no para tirarme desde la estratosfera en paracaídas pero sí para pensar que lo estoy consiguiendo. Y todo porque me encanta ir a un concierto que me haga saltar y querer tocar el firmamento (o los focos de luz en su defecto), que me haga llorar por una letras que me sé de memoria y que juraría que las han escrito pensando en mí, que me haga chuzarme hasta perder el sentío, que me empuje a retozar con el que tengo la suerte de acompañar.... La música, pero más concretamente los músicos me emocionan, no me dejan indiferente, me provocan. Como me ha emocionado asimismo el libro de Wareham. Qué vida menos glamourosa pero qué intensa. Me reafirma en mi ansiosa necesidad de ser una groupie de pro y poder compartir y vivir durante un instante con cualquiera de estos tunantes musilocos un momento de su inmortalidad.

Pues ná. Con esto y un bizcocho (all bran a ser posible para evitar las malas caras de algunos), el jueves 21 de febrero nos vemos en el Matadero a las 8. Alea jacta est (que se note que tengo estudios, o que, al menos, mis padres se gastaron los cuartos en ello). Y no os entretengo más y me voy corriendo a la pelu que ahora, tres décadas después, soy rubia natural y no quiero salir en las fotos del 20 minutos con raíces y canas. Y para wallflower, YO, cojonas.

SEÑORAS QUE DICEN OYOYOYOYOYOYOY QUÉ CONJUNTO MUSICAL MÁS RABIOSAMENTE JUVENIL. Concierto de FLACO FAVOR. Sala Costello, Madrid 31 de enero

5   comentarios

Novuelvomásnunca a quedar con las chirlis para ir a ver un concierto. Mira que me dije yoamimisma esto mismo cienesdeveces tras el último de los Fleshtones en la Sala Ego del cual no pude ni hacer una rubicrónica porque no me enteré de nada de lo que hicieron los viejunos éstos y me consta que la liaron parda. Una conversación en la barra del lugar con las chirlis sobre un tema tan interesesantisisisisimo que ya se me ha olvidado me lo impidió. Y no aprendo, porque volví a cometer el error de preguntar ¿se anima alguna a acompañarme a cubrir un evento? Y se me presentaron tres voluntarias casi al unísono (claro, que a saber que entenderían ellas por "cubrir"). Eso sí, nos pusimos en primerita fila para no perder ripio. Pero fue aún peor, porque no solo no paramos de rajar, as usual, si no que subíamos la voz, cómo no, justo cuando había un silencio de esos de los tensos y de los bonitos (y hubo muchos de éstos durante el concierto, os lo puedo asegurar). Espero que los chicos de FLACO FAVOR nos perdonen a estas cuatro maris en noche loca de jueves que acudieron a la presentación madrileña de su muy calentico Ciencias de la Tierra y que no paraban de cotorrear en la primera fila, afirmando con muchos aspavientos ¡¡¡¡oyoyoyoyoyoyoyoy qué conjunto musical más rabiosamente juvenil¡¡¡¡.

Comenzaron con su Filosofía para Muertos este concierto, uno de los muchos que está dando esta banda y que están encuadrados todos ellos dentro del loable programa GPS (Girando Por Salas) ya que han sido uno de los 56 grupos emergentes seleccionados para formar parte de este completico circuito promovido por el Instituto de Artes Escénicas y de la Música.

Si hay algo que reprochar a Flaco Favor en este su concierto en la Costello es que, en mi descerebrada y rubia opinión, a Ainoa (qué preciosa y potente voz, by the way) la vi más pendiente de darlo todo que de pasárselo bien, cosa muy distinta a lo que estaban viviendo el resto de la banda que simplemente con ver sus cruces de miradas y risas podías sentir que lo estaban disfrutando a cascoporro. Espero que esto no devenga en algo similar a la fuga de la Montero de La Oreja de Van Puagh. Porque ¿quién ha ganado con este cambio? Obvio: hay opiniones pató

En cualquier caso, fue ver a ese Carles, a la sazón baterista en la pecera y plantificárseme mi sueño más soñado: ser un mito, mitad mujer y mitad pececito que enterito quiera un baterista para que sea su sirena, aunque sea de charca, y llenar de burbujas su peceraaaaaa. (Vaya SobrinusGuerra que me acabo de marcar. Esto es fusión y no la nuclear).

La verdad es que estoy poniendo a parir a mis amigas pero ¿para qué están si no es para decriticarlas cuando no te oyen? Pero hay que reconocer que anoche hicimos un muy buen equipo: una, Kalamity Jane, me hizo las fotos del evento (a pesar de ese incidente del suicidio del skylight que reitero publicamente que fue pormiculpapormiculpapormigrandisisisismaculpa), otra, Wendol FelizFebreridad, me traía los copazos sinsolucióndecontinuidad y la tercera, LuchiLove me robó solo para mí el setlist (que incluía hasta la chuleta de los efectos de Gabriel) y por seguir robando, me secuestró de hecho al pobre Miquel, el bajista y le sometió al tercer grado a modo de entrevista para esta mi rubicrónica. En un momento de descuido me encontré al pobre jurando y perjurando que él no era el baterista. Menos mal que algún amigo estuvo al quite y le liberó de ese corro de señoras que decían oyoyoyooyoyoyoy que conjunto musical tan rabiosamente juvenil.

La Tierra, Gritar, Pensamiento y lenguaje son solo parte de todo un trabajo que pudimos oir ayer y que se supone que desde que empezaron, ahora es "más maduro" según sus propias palabras peroooo ¿cuántos años tenéis, josmíos, criaturitas, que anoche pasé de ser groupie a madre de músico sin pasar por el paritorio?

Y Sin más pretensión, que algo de emoción, cambios de estación, frío y calor estos valencianos terminaron con su muy coreado Vulcano (aunque aquí mis amigas las chirlis se lo pasaron PIRATA coreando su Todos los días se abrazan.)



He de confesar no obstante que mi estilismo del Frershka (tienda en la que a veces veo, además de muertos, una talla 42) quedó tirado por los suelos por ese turbante dorado de una de las superfanchis del grupo que dejó mi glamour a la altura del betún. También ayudaron a ello las ordinarias de mis amigas y sus brindis por el Feliz 1 de febrero de 2013. Y es que una de ellas decidió que no había tenido nochevieja y que enero había sido muy jodido y..... qué cojonas, ATXC enero y que viva la madre que parió a febrero. Eso sí, nos faltó tomar las uvas en la Puerta del Sol. Ay, por cierto, nos pasamos después por La Sol a ver si nos colábamos en la fiesta del programa Hoy empieza todo de Radio 3 pero nones. Y eso que, como estaba crecida, menvalentonée a base de tuits al Carmouna, pero ni zumba. Normal. Total, que regresamos muuuuuuuuy piripis a la aldea y no eran más de las 12.15. Eso sí: Feliz Febreridad¡¡¡¡